Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes Visuales
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes Visuales
Artes Visuales
Por Germaine Gómez Haro

Verdad y no en la galería Nina Menocal

En la galería Nina Menocal se presenta la exposición Verdad y no que reúne a los artistas Máximo González (Argentina, 1971) y Jorge Wellesley (Cuba, 1979). La curadora, Nancy Ramírez, hace coincidir a estos dos artistas cuyos trabajos confluyen en ciertos temas de actualidad, como el consumismo, la comunicación-incomunicación, la geopolítica, la globalización, es decir, aspectos espinosos de la historia económica, social y cultural de nuestra era. Ambos artistas desarrollan prácticas multidisciplinarias que incluyen pintura, dibujo, escultura, fotografía, instalación, video, y en el caso de González, acciones performáticas.

Máximo González vive y trabaja en México desde hace trece años, mientras que Jorge Wellesley residió en nuestro país una temporada y en la actualidad radica en Miami. La curadora eligió como hilo conductor de la muestra las obras que ambos han desarrollado en torno al lenguaje utilizado como concepto intrínseco en su multivariado quehacer artístico. Conocí el trabajo de Wellesley en la 11ª Bienal de la Habana en 2012, donde participó en el importante proyecto Detrás del muro, colectiva de artistas cubanos que se despliega como evento colateral en el malecón habanero. En esa ocasión atraparon mi atención sus obras en las que utiliza las vallas publicitarias como vehículo transmisor de mensajes que llevan implícita una profunda carga filosófica. “Mi obra –expresa el cubano– ha estado permeada por los conceptos como temas y no sólo como estructuras internas de un tipo de arte conceptual.” En su trabajo, el texto es una constante que revela sus cavilaciones sobre la realidad a partir de guiños que funcionan como detonadores de una denuncia política y social. Su técnica pictórica y dibujística es de un refinamiento extremo y sus pinturas, acuarelas y dibujos tienen una calidad formal impecable. Una pieza sugestiva en la muestra es la titulada Five words (Cinco palabras): Se trata de cinco cajas de acrílico en cuyo fondo blanco leemos las palabras Truth (Verdad), Honor (Honor), Life (Vida) Past (Pasado), Time (Tiempo) delineadas con pequeñas oquedades. En el interior de las cajas colocó balines plateados sueltos, y la idea es que el visitante tome las cajas con sus manos cubiertas por un guante protector y las mueva de tal suerte que los balines queden depositados en las oquedades y las letras de cada palabra se hagan más evidentes. Esta pieza interactiva tiene como propósito plantear la relevancia de estos cinco conceptos con los que, en realidad, no se debería jugar. La acuarela Democracia quizás sea la síntesis de algunas de sus constantes reflexiones: en una composición abigarrada vemos una serie de vallas sin contenido dispuestas en forma circular sin orden alguno, como si se tratase de una reunión disparatada. Wellesley imprime un sesgo irónico a los títulos de sus piezas y juega deliberadamente con las palabras y las imágenes para expresar su malestar sobre temas como la censura, el poder, la libertad, la esperanza.

Máximo González recurre a medios y técnicas muy variadas para expresar también sus reflexiones políticas y sociales. Recuerdo el proyecto Changarrito que presentó en el marco de la Feria de ARCO en Madrid en 2005, como respuesta a la selección oficial de artistas que representaron a México, el cual consistía en la exhibición de piezas pequeñas, realizadas en un tono totalmente juguetón, por diversos creadores que se mostraban en una especie de mueble ambulante. Desde entonces, el Changarrito ha seguido su ruta por varios países y sedes, incorporando a un gran número de artistas que crean obras ingeniosas y divertidas a precios accesibles para el consumo del gran público. En la presente muestra, González presenta obras de diversas temáticas. Desde hace unos años viene desarrollando una serie de piezas realizadas con papel moneda en desuso que recorta y pega en sus collages, teje con destreza unos delicados petates y borda con delicadeza sutiles siluetas, recurriendo a técnicas que se utilizan en la tradición popular. Las piezas Che y Y siguen luchando (Atenco) están hechas con carteles recuperados de manifestaciones que ha intervenido para dar un sentido totalmente diferente al mensaje original. Los mensajes de Máximo González y Jorge Wellesley hablan de una crisis de comunicación, de una crisis social, según ha buscado expresar Nancy Ramírez en su curaduría. La lectura personal de cada espectador abre un abanico de interpretaciones.

comentarios de blog provistos por Disqus