Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Al Vuelo
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Al Vuelo
Al Vuelo
Por Rogelio Guedea

Desayunar con los hijos

 

Antes, poco después de clarear, les preguntaba a mis hijos qué se les antojaba para desayunar. Como es de suponer, los dos se enfrascaban en un largo debate que normalmente arruinaba la tierna mañana. Uno quería jot-quéis, la otra huevo cocido con jitomate. Como no se podía llegar a ningún acuerdo, yo, padre consentidor, terminaba cocinando jot-quéis y huevo cocido con jitomate. Desde hace un tiempo he cambiado la estrategia, basado en aquella conseja popular que dice que “a buen hambre no hay pan duro”. He dejado que a los sacrosantos hijos les apriete bien el hambre al grado de que me dicen que ya hasta “les arde el estómago”. ¿Así que ya les arde? ¡Sí, papá! Entonces les preparo lo que yo quiero o puedo: huevos a la mexicana, tacos de frijoles, birote con queso fresco. No bien lo pongo sobre la mesa cuando ya lo han devorado. Riquísimo, papá, riquísimo, dijeron hace un rato de la torta de huevo con nopales fritos. Me da gusto que les guste, les contesté, confirmando que las consejas populares por algo existen y reinan entre nosotros, sus siervos mortales.

comentarios de blog provistos por Disqus