Usted está aquí: Portada / Para Leer / De lectura obligada
Usted está aquí: Portada / Para Leer / De lectura obligada
P11_R1Web.jpg
De lectura obligada
El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Javier Sicilia y Eduardo Vázquez Martín, Era, México, 2016.
Por Fabrizio Lorusso

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad es un esfuerzo de reflexión y de recopilación antológica muy bien logrado por Javier Sicilia, Eduardo Vázquez Martín, otros integrantes del movimiento y la editorial Era. Ofrece páginas de introspección profunda y síntesis atenta, no complaciente sino crítica, no sólo retrospectivamente sino orientada a los retos del futuro de un movimiento social cuyas ideas, herencias y experiencias son históricas y presentes, atesoradas y a la vez urgentes y actuales.

Es un viaje necesario y realista por el México dolido y sangrante, pero también por el México digno y despierto, el que reconstruye desde los escombros, desde abajo, y no deja de denunciar los abusos de quienes están arriba.

La lectura del volumen, compuesto por cartas, narraciones, documentos, debates, ensayos, poemas y análisis sobre México en sentido amplio, y sobre las vivencias y las andanzas del MPJD desde su nacimiento en marzo de 2011, significa un repaso por el horror y la rabia que atraviesa la historia del país. Con planteamientos y acciones, el MPJD ha podido dar visibilidad a la víctimas, antes silenciadas, de la narcoguerra calderonista y peñanietista. Ha podido revelar y denunciar con la poesía, el dolor, las marchas, las caravanas y la esperanza las perversiones de las mazmorras del poder y los poderes en México, que son a la vez políticos, fácticos, criminales, ideológicos y mediáticos.

Dar voz a los sin voz, tarea de la historia desde abajo, del periodismo comprometido, de la historia oral combativa y de la ciudadanía en una democracia substancial, anhelada utopía del horizonte humano, ha sido un alcance tangible, irreversible, del Movimiento y de su épica.

Nombrar, exponer rostros, caminar juntos, hacer comunidad, luchar contra las falsedades mediáticas y las mistificaciones gubernamentales, creando leyes y reincorporando a las víctimas a la ciudadanía plena con derechos, sobre todo el derecho a no ser criminalizados y nuevamente victimizados por los medios y el Estado. De eso se trató y se trata.

Al grito de “¡Estamos hasta la madre!”, mismo que retumba en las calles hasta la fecha, el Movimiento puso un alto a la criminalización cínica y reiterada de miles de víctimas y, a la par, de quienes desde el periodismo, la defensa de los derechos humanos y la militancia social luchan por la verdad, la justicia y la reparación pacífica.

Dar claridad a un movimiento que nació del dolor de las víctimas y en medio del vendaval de la violencia que padece nuestro país”, es el primer propósito del libro, señala la contraportada. “Documentar esta modesta contribución de algunos cientos de mexicanos –que en su momento de mayor incidencia pública lograron movilizar a decenas de miles–, a los empeños hacia una paz con justicia, a la construcción de una patria digna, un estado de derecho, un país incluyente con libertad para todas y todos”, es el segundo.

Pero la obra logra mucho más: nos lega una memoria y representa, sin duda, un documento histórico y una lectura obligada.

1164
VIDEOS
comentarios de blog provistos por Disqus