Usted está aquí: Portada / Para Leer / Por un pensamiento libertario y popular
Usted está aquí: Portada / Para Leer / Por un pensamiento libertario y popular
P11_R2Web.jpg
Por un pensamiento libertario y popular
Pensar más allá de la mismidad, de la identidad homologante, es pensar la unidad con solidaridad y apostar por la unidad en la diferencia.
Por Orlando Lima Rocha

Pensar más allá de la mismidad, de la identidad homologante, es pensar la unidad con solidaridad y apostar por la unidad en la diferencia. Abordar la diferencia con la razón, la razón con corazón y sensación, es pensar desde la materialidad de nuestro cuerpo, con la intuición “como vehículo de pensamiento con la vida” y con un cariz de libertad para un devenir comunitario de nuestra existencia. Tal es el horizonte que explora el filósofo José Ezcurdia en el pensamiento de uno de los filósofos franceses más relevantes de los últimos tiempos en su reciente obra, Cuerpo, intuición y diferencia en el pensamiento de Gilles Deleuze.

La libertad vitalista es dimensionada por Ezcurdia desde la existencia humana en su más sustancial dimensión: la corporalidad misma. De este modo, nuestra existencia se funda por los cuerpos que somos que, en tanto plano de inmanencia, tiene en la intuición el marco de su determinación “como fuente viva en la que la erotización de la existencia es el revés de un proceso creativo que se concibe como libertad”. La existencia como libertad se da entonces a partir de la vivencia de la intuición corporal entre ser y pensar que denota la diferencia como fundamento ontológico y expone la esterilidad de una metafísica de la trascendencia que omite al cuerpo como centro de la existencia.

Así, Ezcurdia reflexiona los aportes de Deleuze en torno de una existencia más concreta que sigue la vieja máxima medieval: somos iguales en la diferencia. Este es un punto que resalta en la lectura deleuziana sobre el renacimiento, Spinoza, Nietzsche y Antonio Negri; épocas y autores que le permiten denotar la vía del amor para una reconfiguración del hombre contemporáneo reprimido por el capitalismo y la modernidad anclados en la metafísica de lo mismo. La que postula Deleuze es una vía que sólo puede constituirse si se dimensiona la humanidad desde su radical diferencia como vocación libertaria semejada corporalmente, y se construye a partir lo común el sentido comunitario de existencia y convivencia colectiva. Todo eso le permite a Ezcurdia reflexionar en torno al problema del devenir indio y la crítica de la modernidad, siguiendo el planteamiento deleuziano de la reterritorialización de la filosofía en torno al cuerpo vivo en experiencia por un “devenir indio” que, al devenir tierra y devenir cuerpo, posibilita la construcción de un pueblo donde el cuerpo tiene primordial importancia como vehículo existencial de intuiciones creativas que posibilitan la libertad como comunidad en un amor comunicativo de la diferencia.

1259
VIDEOS
comentarios de blog provistos por Disqus