Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Mentiras transparentes
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Mentiras transparentes
Mentiras transparentes
Por Felipe Garrido

Simonetta

Para Raúl Arias Lovillo

 

Llegué tan temprano a Los Oficios, que pasé sin boleto. Nada me interesaba sino cumplir con la cita. Fui directo a Botticelli. Yo solo. Venus me miraba. Venus y yo. Allí estaba la dulce Simonetta, frágil y desnuda. Los vientos la habían traído y la ninfa aún no había cubierto su belleza imposible. Su mirada era ligeramente desolada. Tal vez porque allí, delante de mí, me hacía sentir que la transparencia de su piel, la gracia de sus líneas, la dulzura de sus ojos, la llama de sus cabellos no podrán impedir las masacres ni los exilios. Pero es allí, en el fracaso, dice Mouawad, donde la poesía encuentra su sentido y su razón. Venus decide pese a todo nacer, como una manera de sostener la esperanza: la belleza no salvará el mundo, pero podrá consolar el atribulado corazón del hombre. Llegaron en turba los visitantes. Entre ellos, Simonetta, la modelo. Quise seguirla, la llamé... desperté sin saber si la había alcanzado.

comentarios de blog provistos por Disqus