Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Mentiras transparentes
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Mentiras transparentes
Mentiras transparentes
Por Felipe Garrido

Eau de Soir

 

La lluvia era tersa, amplia, obstinada; obstinadísima, habría dicho Claudia, pero Claudia ya no estaba. Me había dejado dormido en la cama revuelta que encontré al despertar y que apenas, muy levemente –levísimamente, habría dicho Claudia– olía a sudor y a Eau de Soir. No que yo pueda distinguir unos perfumes de otros, pero sé que ése es el único que de veras le gusta; el que se pone cuando está contenta y más cuando está triste. La encontré en la cocina, llorosa, en bata; acababa de meter algo al horno.

–¿Qué es hoy? –me preguntó.

–Cuatro –contesté.

Se sentó a la mesa, se echó atrás el cabello, se sonó con una servilleta de papel. Había un frasco cilíndrico, lleno de un líquido verde, muy claro. Apenas lo tocó, del fondo se alzó una espiral de asientos color sangre, turbia y voraz.

–Otro año –dijo y, después de un silencio, gimiendo por dentro, mientras vagamente apuntaba hacia el frasco con un índice indeciso:–Los recuerdos... así vienen.

 

 

comentarios de blog provistos por Disqus