Usted está aquí: Portada / Para Leer / La religión como liberación
Usted está aquí: Portada / Para Leer / La religión como liberación
P11_R4Web.jpg
La religión como liberación
‘La teología política y la filosofía de la liberación de nuestra América’, Ángel Adalberto Juárez Rodríguez y Mario Magallón Anaya, Editorial Torres Asociados, México, 2017.
Por Orlando Lima

Suele hablarse de la religión como el opio de los pueblos, pero es menester recordar que puede ser también un “suspiro de la criatura agobiada”. Ambas son frases célebres de Marx, que aluden a la dimensión opresora y crítica de la religión, lo cual denota el carácter ambivalente que tiene como producto eminentemente humano.

Central es, en este sentido, el enfoque filosófico político que Ángel Juárez Rodríguez y Mario Magallón Anaya configuran en La teología política y la filosofía de la liberación de nuestra América, obra que piensa esta ambivalencia desde la realidad concreta para la reflexión sobre un proyecto de liberación de nuestra América. Problematizar, en este sentido, la religión desde un horizonte situado, es reflexionar sobre ella como religiosidad, histórico-culturalmente nuestroamericana, y es preciso hacerlo no ya tan sólo unidisciplinarmente, sino de un modo interdisciplinario, de manera que se relacionen las disciplinas interactuando desde una de ellas para analizar un fenómeno determinado. Tal es el enfoque de la obra de Juárez y Magallón. Se trata de filosofar interdisciplinariamente sobre la religión como religiosidad, esto es, históricamente situada. El enfoque se perfila a través de su dimensión política, como problema antropológico que entiende a la religión como anhelo humano de trascendencia simbólicamente comprendida y proyectada en torno a la realización de los anhelos de libertad, justicia, equidad y solidaridad, orientadas por la dignidad humana en vínculo con su realidad concreta. Esto es, una “reinterpretación hermenéutico-analógica” de la teología y la filosofía pensadas como teologías de la liberación y filosofías de la liberación, surgidas desde fines de la década de los años sesenta en América Latina.

La teología política y la filosofía de la liberación de nuestra América se integra por abordajes particulares y generales. En los primeros se reflexiona desde intelectuales como el teólogo y filósofo Ignacio Ellacuría y su legado para una función liberadora de la filosofía, así como el papel del filósofo Héctor Samour en la gestión pública salvadoreña como ejemplo práxico del filosofar. En los segundos se perfila la teología política gestada en El Salvador como vehículo de los oprimidos para su liberación, así como de la vigencia y actualidad de la religión misma en el marco del mundo globalizado.

La obra de Juárez y Magallón pone en perspectiva la dimensión antropológica de la trascendencia como anhelo de liberación desde una dignidad con justicia y solidaridad, dimensión comprendida como religión que pone en cuestión a la secularización como única vía de expresión racional, y dimensiona los ámbitos no racionales, míticos y utópicos de todo proyecto humano de vida en una modernidad pluritópica que se asienta histórico-culturalmente y confecciona, por eso mismo, una modernidad y una religión propiamente latinoamericanas.

1188
VIDEOS
comentarios de blog provistos por Disqus