Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes visuales
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes visuales
Artes visuales
Por Germaine Gómez Haro

Colectivo Ayuntamiento 80: miradas, vivencias

 

La artista oaxaqueña Laura Hernández (1960) encabeza un grupo de artistas interdisciplinarios que se han unido para trabajar en conjunto en un colectivo ecléctico que se da a conocer como Ayuntamiento 80. El grupo está integrado por una treintena de creadores variopintos, entre los cuales se encuentran pintores, fotógrafos, arquitectos, diseñadores, ingenieros en electrónica, programadores, entre otros, que desde 2014 se reúnen y trabajan en el taller de Laura en el Centro Histórico. En días pasados se inauguró en ese espacio la exposición Tiembla la tierra. Comienza el canto, en memoria de las víctimas del terremoto del 19 de septiembre y de las vivencias que generó. Son cuatro los integrantes de esta muestra: Laura Hernández, Kitty Rice, Laura May Grogan y Patricio Robleda.

En palabras de los integrantes, “la muestra explora la vulnerabilidad y fragilidad de las estructuras y de los seres humanos, pero también la fuerza de su voluntad creativa y nuestras ganas infinitas de celebrar la vida”. Así, cada uno de los artistas ha reconstruido sus vivencias de este acontecimiento trágico a partir de sus perspectivas personales y sus diferentes medios de expresión: “Desde el comienzo, con el status quo intacto –señala Laura– hasta la devastación y luego la reconstrucción del refugio.”

En entrevista para La Jornada Semanal, Laura Hernández comenta acerca del colectivo: “El punto que nos une a todos los integrantes es el cuestionamiento social a través del arte: cómo nos sentimos como seres humanos viviendo en esta época. Nos interesa mucho el impacto de la tecnología en la vida y en el arte, sobre todo a mí que soy de la generación anterior a internet.” Laura presenta un políptico de veinte lienzos de pequeño formato titulado Refugios del alma, en el que destacan la efusión cromática y las formas voluptuosas que caracterizan su pintura. En esta ocasión, la artista abandona la figuración y recurre a formas más libres que, a su decir, son metáfora “de la necesidad de protegernos y resguardarnos. De encontrar ese punto, ya sea fuera o dentro de nosotros, donde nos sentimos a salvo del miedo, resguardados de nuestra inseguridad, nuestro cansancio y nuestro dolor”.

La australiana Laura May Grogan (1987) presenta su trabajo fotográfico realizado el mismo día del temblor y los días subsecuentes a manera de registro de lo que ella experimentó en las colonias Condesa y Roma Norte. Sus imágenes “intentan mostrar la intimidad, rareza, fuerza, belleza, tristeza, confusión, transformación y bondad de un momento específico en la ciudad”. Las fotografías son a un tiempo inquietantes y poéticas, y revelan la sensibilidad de una mirada delicada que supo captar el alma de las personas y los instantes congelados más allá de los hechos. Su lenguaje poético se traduce en las piezas que ella llama “libros”, un montaje de imágenes reunidas en una especie de biombo desplegable que recuerda los códices antiguos donde quedan plasmadas sus vivencias instantáneas.

Patricio Robleda (México, DF, 1971) es de formación ingeniero civil y diseñador de interiores, pero también incursiona en las artes aplicadas y la cerámica, el diseño de mobiliario, de tapetes, de ropa y de accesorios. Participa en esta exhibición con la instalación titulada Lo primero en caer son los objetos, la cual nos habla de la fragilidad y la impermanencia. En esta pieza fusiona mobiliario, vasijas de cerámica, un tapete realizado en colaboración con los tejedores de Teotitlán del Valle en Oaxaca, para evocar “un microcosmos que invita al espectador a otra dimensión estética y a cuestionarse su relación con el mundo material”.

Kitty Rice (1971) es diseñadora y pintora de origen británico que lleva alrededor de un año viviendo en México. En sus pinturas plasma la arquitectura de la ciudad que atrapa su atención, como la Casa de los Azulejos en Madero, un hermoso edificio art déco, el teatro Orfeón o una simple esquina donde vemos una Farmacia del Ahorro. Su paleta tenue y apastelada no tiene nada que ver con la realidad de nuestro entorno, pero son estos tonos grisáceos y apagados los que captó en la atmósfera polvorienta a consecuencia del terremoto. Sus vistas urbanas vacías de gente parecen congeladas en el tiempo y remiten a la melancolía poética de Edward Hopper y David Hockney.

La exposición del colectivo Ayuntamiento 80 se puede visitar hasta la primera semana de diciembre bajo cita previa con Laura Hernández (lauraludica1@gmail.com)

comentarios de blog provistos por Disqus