Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes visuales
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes visuales
Artes visuales
Por Germaine Gómez Haro

La Feria Internacional del Libro de La Habana:

homenaje a Eusebio Leal

 

La Feria Internacional del Libro de La Habana, junto con la Bienal de Arte, el Festival de Ballet y el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, son eventos culturales de gran prestigio que atraen a la capital cubana a miles de visitantes de todas partes del mundo. En su 27 edición, la Feria del Libro recién concluida tuvo como país invitado a China y estuvo dedicada, a manera de gran homenaje, al historiador de La Habana, uno de los cubanos más importantes de la historia actual del país, el muy querido y admirado Eusebio Leal Spengler, por su setenta y cinco aniversario y sus cincuenta años al frente de la Oficina del Historiador de dicha ciudad (OHCH). En un artículo publicado en este suplemento hace unos meses (La Jornada Semanal, 1/X/2017), esta columnista esbozó una semblanza de la titánica labor que Leal ha llevado a cabo, contra viento y marea a lo largo de las últimas cinco décadas, por la recuperación y conservación del patrimonio arquitectónico del Centro Histórico de la ciudad, su promoción turística y cultural, los importantes proyectos sociales a favor del pueblo cubano, y el rescate de la memoria histórica y los valores éticos y patrios de la cubanía.

La Feria tiene su sede permanente en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, esta vez con la participación de cuarenta países y más de cuatrocientos invitados. En forma paralela se llevan a cabo eventos culturales en distintos puntos de la ciudad. Es impresionante la participación masiva del público que recorre los stands con una dedicada atención que revela el interés del pueblo cubano en la lectura, uno de los valores inculcados por el gobierno de la Revolución y que, pese a las dificultades económicas, sigue aún vigente. Así lo expresa el ministro de Cultura, Abel Prieto Jiménez: “El hecho de que la familia cubana, por humilde que sea, tenga un espacio en casa para los libros, para una pequeña biblioteca, es algo único en el mundo, y eso pervive porque el libro en Cuba tiene un gran peso. En el mundo entero el libro se ha convertido en una mercancía. Nosotros no pensamos así. Seguimos subvencionando el libro en este país”, razón por la cual el precio de los libros es accesible a un gran número de cubanos. Abel Prieto agrega que así seguirá siendo porque el Estado considera que la lectura y el conocimiento son derechos de todos los ciudadanos. Según datos del comité organizador, el número de ejemplares vendidos superó los 300 mil y se registraron más de 450 mil visitantes, cifras que realmente resultan sorprendentes, así como la cantidad de editoriales que existen en la Isla.

Dentro de los múltiples eventos dedicados a Eusebio Leal en el marco de la Feria, tuve la oportunidad de asistir a la presentación de dos libros publicados por la Editorial Boloña que pertenece a la OHCH: Cuba, prendida del alma, compendio de discursos y conferencias del historiador, y Nuestro amigo Leal, compilación de casi cien testimonios de amigos y colaboradores del historiador convocados por el periodista Mario Cremata Ferrán. Brillante discípulo y cercano colaborador de Eusebio, Cremata –también director de Ediciones Boloña– urdió esta publicación a sus espaldas como regalo sorpresa para la mencionada celebración. Mi hermana Claudia Gómez Haro y quien esto escribe tuvimos el privilegio de ser invitadas a participar con un texto de nuestra autoría para este entrañable libro que reúne las palabras, sentimientos, amor y profunda admiración que le profesan historiadores, escritores, artistas, músicos, bailarines, críticos de arte, intelectuales cubanos y foráneos. En el prólogo, Mario Cremata se refiere a este volumen de más de trescientas páginas “como un abrazo múltiple de gente que admira a Eusebio, una urdimbre de afectos”.

A lo largo de este año se seguirán celebrando homenajes a Leal dentro y fuera de la Isla, en forma paralela a los festejos por los quinientos años de la fundación de La Habana que se cumplen en noviembre de 2018 y cuya piedra de toque tuvo lugar el 28 de enero, con la colocación en el Parque Trece de Marzo de la réplica de la escultura ecuestre de José Martí, realizada originalmente por la estadunidense Anna Hyatt Huntington para el Parque Central de Nueva York. Por más de dos décadas, Eusebio Leal gestionó incansablemente el proyecto de llevar una copia de esta portentosa efigie a La Habana, sueño que, como muchos otros que el historiador ha perseguido, es hoy en día una realidad. Larga vida a Eusebio Leal, el eterno enamorado de Cuba. Propios y extraños lo queremos, lo admiramos y lo festejaremos por siempre.

 

comentarios de blog provistos por Disqus