Usted está aquí: Portada / Cultura / Acerca de “La revolución melancólica de José Revueltas”
Usted está aquí: Portada / Cultura / Acerca de “La revolución melancólica de José Revueltas”
Acerca de “La revolución melancólica de José Revueltas”

En referencia al artículo “La revolución melancólica de José Revueltas” aparecido en su prestigioso suplemento el 18 de marzo de 2018, en el que Evodio Escalante reseña acertadamente el libro de Arturo Anguiano José Revueltas, un rebelde melancólico. Democracia bárbara, revueltas sociales y emancipación, me permito hacer la aclaración siguiente.

Evodio Escalante estima que las Obras completas (OC) de José Revueltas –de las que fui editor junto con Andrea Revueltas– “merecería pasar por la criba de la crítica”, lo cual es inobjetable pues con el paso del tiempo es preciso revisar varios aspectos, sobre todo en lo que se refiere a los textos políticos. Pero donde discrepo es cuando Evodio escribe que los editores “desarticularon de tal modo la edición original de México: una democracia bárbara […] que la dejaron irreconocible”, lo cual habría llevado a Anguiano a cometer el “error” de postular “que con este libro Revueltas realizó el ‘epitafio político’ de […] Lombardo Toledano”.

No creo que se trate de un error. El tomo 16 de las OC tiene por título completo México: una democracia bárbara (y escritos acerca de Lombardo Toledano), y en la “Nota sobre la recopilación” queda claramente expuesto que se decidió ubicar la segunda parte del libro original (“Posibilidades y limitaciones del mexicano”) en otro volumen (y no eliminarla a secas de las OC, como se podría desprender de lo que dice Evodio), porque éste reunía textos afines, todos referidos a la historia de México y a la problemática de “lo mexicano”: Ensayos sobre México (tomo 19).

Resultaba lógico añadir textos sobre Lombardo al ensayo “México: una democracia bárbara”, puesto que después de una introducción histórica gira esencialmente alrededor de la cuestión electoral en 1958 y de ese personaje. Esa modificación permitió dar más coherencia: lo político-electoral por un lado (tomo 16) y lo mexicano por el otro (tomo 19).

El tomo 16 ilustra la evolución de Revueltas desde su cercanía con Lombardo, su paso por el Partido Popular, hasta la crítica radical de su oportunismo con el “canto del cisne de Lombardo”, aquel ensayo magistral que data de 1968: ahí está el “epitafio político”. Pero no se puede pasar por alto que el ensayo de 1958 (“México: una democracia…”) constituye en sí mismo un primer epitafio, porque la crítica contra Lombardo que contiene es ya demoledora; y por si fuera poco, el propio autor se refiere a un “piadoso epitafio en memoria de Vicente Lombardo que desaparece para siempre del campo marxista” (p. 55). Así pues, hay una continuación evidente entre los dos ensayos escritos con diez años de distancia; por lo tanto, al referirse a este tomo 16, Arturo Anguiano no comete ningún “error” cuando dice que se trata del epitafio político de Lombardo. Tiene toda la razón: en 1958 Revueltas ya lo había desenmascarado (e incluso desde su salida del Partido Popular en 1955) y en 1968 le dio la estocada –sin malos juegos de palabras ya que Lombardo falleció en noviembre de aquel año.

Sigo creyendo que fue acertada aquella difícil decisión (difícil porque implicaba modificar un libro armado por el propio Revueltas). Los dos tomos (16 y 19) se completan. Ahora bien, lo que es de lamentar es que el segundo (Ensayos sobre México) no ha sido reeditado desde hace muchos años, y que con excepción de México 68 los ensayos teóricos y políticos, que son cada vez más difíciles de conseguir, desaparecieron por completo en los siete tomos de la Obra reunida (Era-Conaculta, 2014). En este sentido, sí es necesario volver a armar una edición de estos textos, tal vez bajo la forma de una antología (proyecto que teníamos en mente Andrea y yo, pero que no se pudo llevar a cabo) –con todos los riesgos que acarrea, ya que resulta imposible poner a todos de acuerdo sobre un criterio editorial único. Lo cual tiene la ventaja de alimentar la discusión…

Por último, un detalle: cuando Evodio enumera a personajes con los que José Revueltas compartió suerte en Lecumberri a raíz del movimiento del ’68, cita a Roberto Escudero. En honor a la verdad, Roberto no estuvo encarcelado, logró exiliarse a Chile.

 

 

Philippe Cheron

 

1240
comentarios de blog provistos por Disqus