Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Bitácora bifronte
Por Jair Cortés

Raxalaj Mayab’: nueve años sembrando

semillas de esperanza.

 

 

El esplendor de la civilización Maya no es un asunto del pasado; su legado es tan poderoso que su espíritu de sabiduría y libertad ha permanecido vivo a lo largo de la historia. Entre sus herederos destaca un grupo de artistas, médicos tradicionales y promotores culturales, todos ellos “guardianes de los saberes ancestrales del pueblo maya” que conforman el Centro Comunitario de Arte y Filosofía Maya Raxalaj Mayab’ (presidido por el poeta Ángel Sulub) que cumple nueve años de haberse fundado “como un espacio autónomo que propicia el encuentro entre los abuelos y abuelas y las nuevas generaciones; un espacio espiritual guiado por las enseñanzas de los ancestros mayas que permita preservar las tradiciones mayas masewales”.

Raxalaj Mayab’ se encuentra en Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, México, punto clave en el movimiento de insurgencia indígena conocido como Guerra de Castas, que duró más de medio siglo (1847-1901) y que representa un símbolo de la resistencia de los pueblos originarios de América. Raxalaj Mayab’ está conformado por Ángel Sulub, Wilma Esquivel Pat, Linnet Baltazar Juárez, Maritza Yeh Chan, Floridelma Chí Poot, Aniceto Velázquez Chí y Gonzalo Pech Chuc, quienes de manera voluntaria contribuyen con este espacio en el que se desarrollan diversos aspectos esenciales para el ser humano, como la salud (medicina tradicional y rituales sagrados), la educación (preservación del conocimiento ancestral), la ecología (amor y respeto por la Madre Naturaleza), y la construcción del tejido comunitario (proyectos productivos desde el comercio justo). Todas estas actividades se entretejen fraternalmente como en los versos de la poeta Wilma Esquivel Pat: “Teje la palabra,/ dale sentido a tu existencia,/ teje mis latidos con la danza,/ teje el tiempo en el ocaso/ entre los cometas y las ceibas,/ con los cenotes, los ríos y las montañas,/ teje nuestras almas hasta el último minuto en que yo esté aquí.”

En este momento, en el que los gobiernos son los enemigos declarados del pueblo, Raxalaj Mayab’se erige como un ejemplo para construir un modo de vida que nos conduzca al autoconocimiento y la libertad espiritual en esta Casa Original que es la Tierra, y a la que Ángel Sulub convoca en estos poderosos versos: “¿Quién lleva en su linaje la palabra?/ Mi casa, cuevas agrietadas que guardan conjuros de aquellas ceremonias clandestinas.”

 

comentarios de blog provistos por Disqus