Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Bitácora bifronte
Por Ricardo Venegas

Creadores y política cultural

En días pasados personal de Cuauhtémoc Blanco, a cargo de la señora Margarita González Saravia, sostuvo una reunión (a puerta cerrada, pues al parecer sólo invitó a sus amistades) con creadores y promotores culturales, a la cual no asistió Blanco. En dicha reunión se dieron cita no sólo artistas e intelectuales, también estuvieron presentes funcionarios del gobierno de Graco Ramírez, buscando su reacomodo. Sobre este particular, ciudadanos y artistas realizaron la petición de que los funcionarios del nuevo gobierno, designados en cargos directivos, sean morelenses, por nacimiento o adopción, pero que demuestren tener una residencia de por lo menos diez años en la entidad y una probada aptitud para la responsabilidad que les sea asignada (currículum, trayectoria y méritos). “Si tuviéramos que decirlo en pocas palabras diríamos que urge limpiar las instituciones. Se emplea a gente de otros estados y se desemplea a los morelenses.”

En Morelos, como en otros estados, es preocupante la lista innumerable de irregularidades que la Secretaría de Cultura deja (decesos de creadores por falta de pago, plagios de proyectos por parte de funcionarios y amigos de éstos, opacidad en el manejo de los recursos, nepotismo…). Una parte de los estímulos a la creación ha sido repartida entre amigos, conformando capillas y clubes que acaparan los apoyos asignados a la creación. Es una pena que en su búsqueda de un reconocimiento local y efímero no hayan realizado aportes significativos. Sobre este tema, los que suscriben solicitan que a la hora de asignar los apoyos se revise la lista de los creadores beneficiados consecutivamente durante las gestiones de Marco Antonio Adame Castillo y de Graco Ramírez, a fin de que no sean los mismos nombres los que aparezcan y se otorguen de forma equitativa y transparente; entre un creador y un vividor hay un abismo de diferencias, acotan. “Ese pequeño grupo, repetimos, no representa a la comunidad artística de Morelos. Es un acto de corrupción que quienes tienen amigos en los jurados disfruten casi de manera consecutiva de los estímulos que son producto de los impuestos de los ciudadanos. Por tratarse de dineros públicos se debe rendir cuentas a la ciudadanía.” El texto del manifiesto finaliza diciendo: “Queda en sus manos conformar un equipo incluyente en el que las mayorías trabajemos en beneficio de la producción artística y cultural del estado.” Sin duda, un tema de prioridad para el país.

comentarios de blog provistos por Disqus