Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes Visuales
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes Visuales
Artes Visuales
Por Germaine Gómez Haro

Rafael San Juan: praxis y poética

 

He tenido la fortuna de asistir puntualmente a la cita más importante del arte contemporáneo en nuestro continente: las tan esperadas Bienales de La Habana, siempre intensamente gratificantes. En la edición 12 acontecida en 2015, quedé enamorada de una escultura sorprendente por su calidad estética, por su poder de evocación poética, su impresionante factura técnica y, aún más, por su emplazamiento: se encontraba colocada en un terreno baldío en la esquina de Malecón y Galiano. La pieza se titulaba Primavera y me maravilló que el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, la calificara como “un rostro que mira al infinito, henchido de cubanía”. Así era –esa cubana orgullosa– y formaba parte del espectacular proyecto Detrás del muro de mi querido amigo el curador Juanito Delgado, que por segunda vez convertía el paseo del Malecón en la galería abierta más grande del mundo. No conocía al artista de ese portentoso rostro monumental que medía unos ocho metros de altura. Me enteré que su nombre era Rafael San Juan y me decidí a buscarlo, pero pasó el tiempo y confieso que no lo hice. Años después, apenas hace unas semanas, una querida amiga cubana me mandó un artículo sobre este mismo artista y me enteré de que vive y trabaja en la ciudad de Guadalajara, y que tiene una trayectoria impresionante en la producción de escultura monumental urbana en nuestro país y en otros parajes. Lo contacté y viajé de inmediato a conocerlo en su taller en la colonia Moderna, en la capital tapatía. Como bien decía Borges, “toda coincidencia es una cita pendiente”.

Al entrar en el taller de San Juan nos recibe un poderoso Caminante: un desnudo masculino de grandes proporciones y anatomía clásica (me recuerda los kouros griegos), realizado en una técnica que no logro definir: “Está hecha en acero soldado con sobrantes y desperdicios, es decir, con material reciclado –me explica Rafael–. Es una alternativa al bronce, que es un material muy tradicional. El resultado de esta técnica es mucho más contemporáneo.” Ahí comienzo a entender la evolución de un artista que se ha dado a la tarea de investigar y explorar los más disímbolos caminos para crear pinturas y esculturas que, más allá de la osadía técnica, que es mucha, conjunten sus tribulaciones filosóficas, su espíritu crítico en cuanto a la frivolidad del arte contemporáneo que se somete a las leyes del mercado y el consumismo, y sobre todo, su pasión por aprender y aprehender la anatomía humana como vehículo para cavilar sobre la condición espiritual del hombre de nuestro tiempo. En el taller estaban todavía sus monumentales esculturas que en breve habrían de ser emplazadas en la ciudad: Reminiscencia y Vuelo.

Ambas esculturas monumentales acaban de ser colocadas hace unos días en diferentes puntos de la ciudad de Guadalajara. Reminiscencias es una enorme cabeza femenina de ocho metros de altura que se emparienta con la que me sedujo en La Habana años atrás. Rafael ha realizado varias versiones con sus variantes formales para distintos lugares. La técnica que ha innovado es por demás interesante y los resultados son sublimes. Parte de su búsqueda es hacer del reciclaje un medio creativo a partir de la utilización de materiales de deshecho, para construir obras de arte diferentes, totalmente novedosas. El resultado es magistral. El escultor llama a su técnica “de acero forjado, conformado y soldado”. Y me explica que el material proviene de una fábrica de León, Guanajuato, que le manda unas tiras que llaman “desorille”, y que es lo que sobra de las placas que cortan para diferentes efectos en ese taller. Lo increíble es que Rafael supo utilizar esos fragmentos, unirlos y conformar unas especies de “máscaras” de rostros femeninos que son de una belleza y evocación poética realmente maravillosas. La otra pieza recién colocada en el paseo Andares en la misma ciudad se titula Anhelos y se trata de siete alas de gran formato realizadas con el mismo proceso y que invitan al visitante a emprender el vuelo de la imaginación que tanta falta nos hace en estos momentos.

 

comentarios de blog provistos por Disqus