Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Biblioteca fantasma
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Biblioteca fantasma
Biblioteca fantasma
Por Eve Gil

Destino

Mientras leía Comunidad, la más reciente novela de Ann Patchett (Los Ángeles, 1963), publicada para Latinoamérica por Alianza Editorial, pensé en la Biblia. Me pregunté si la autora se habría propuesto conscientemente narrar una historia con el libro sagrado como modelo; historia no lineal, aunque comienza por lo elemental: un hombre y una mujer, y donde los miembros –descendientes– de familias emparentadas –dos en este caso– narran su historia a retazos, como si se armara un rompecabezas que es, al mismo tiempo, la aventura primigenia de la humanidad.

Desde su arranque, Comunidad deja claro el papel determinante del destino en la peculiar alianza entre dos familias que no pueden ser más distintas. Albert Cousins, un ambicioso ayudante de fiscal de distrito, de buena posición económica y padre de tres hijos (y un cuarto en camino), no tiene nada que hacer un domingo y, francamente, ha empezado a aburrirse de la rutina familiar. Por alguna razón que ni él mismo entiende, obedece al impulso de presentarse en la fiesta de bautizo de la segunda hija de un policía muy apreciado de la zona, Fix Keating, con quien habrá cruzado un par de frases. Si algo odia Cousins son los bautizos católicos y las fiestas con niños… desprecia, de hecho, a los policías. Pero ahí está, intimidando al resto de los invitados con su elegante e insólita presencia. En algún instante, Albert consigue apartarse del bullicio y tendrá un encuentro con la mujer más hermosa que ha visto en su vida, que resulta ser la esposa del oficial Keating, Beverly, quien lleva en los brazos a Franny, la festejada. Albert y Beverly intercambian algunas frases banales y, de pronto, tienen sus bocas unidas, con la cabecita del bebé entre ellos. Este beso sella el principio de una vida en común que habrá de incluir a la prole de ambos.

Patchett, de las más hábiles narradoras en lengua inglesa, no se extiende en la tragedia de dos familias rotas, sino que ahonda en el proceso de reconstrucción de los implicados. En el capítulo que sigue a la sorprendente introducción, los personajes de aquella infausta fiesta se han transformado o, de plano, desaparecido. El padre Joe Mike ha pasado a ser tío de las hermanas Franny y Caroline Keating…. el joven y vigoroso Fix está postrado en la cama de un hospital recibiendo tratamiento contra el cáncer y a su lado, una Franny de casi cincuenta años lo asiste y escucha fascinada sus anécdotas de cuando era el policía del que se enamoró Beverly. Patchett nos permite acceder a las vidas de las dos chicas Keating y los cuatro chicos Cousins –dos niñas y dos niños– que, descubrimos con sorpresa, conviven con gran familiaridad, trasladándose unos a casa de los otros, desarrollándose como seis hermanos de personalidades muy definidas, aunque uno de ellos perderá la vida de manera trágica que, al igual que el primer encuentro entre Albert y Beverly, parece escrito en su destino. La muerte del mayor de los hermanos Cousins fortalecerá la unión de los cinco restantes, que de una u otra forma se sienten responsables de lo sucedido.

Estudiar Derecho, como su padrastro –y la profesión con la que alguna vez soñó su padre– parece el inminente destino de Franny y Caroline, pero sólo esta última lo concretará. Franny se queda como camarera en el restaurante de un lujoso hotel de Los Ángeles, donde conocerá al afamado escritor Leon Posen, que no sólo habrá de convertirse en su gran amor, sino que inmortalizará en una novela –que termina siendo bestseller– la historia de su jovencísima novia y sus hermanos. Una vez más el destino tiende su telaraña y las vidas de la abogada Caroline, la romántica Franny, la intelectual-boba Jeannette, la espiritual Holly y el muy problemático Bert, volverán a entrecruzarse tras la invasión de ese escritor en sus dolores más íntimos.

Ann Patchett es autora de una notable novela, Bel canto, aunque Commonwealth, su título en inglés, expone una técnica narrativa deslumbrante. Es también propietaria de la librería Parnasus Books, en Nashville.

 

comentarios de blog provistos por Disqus