Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Cinexcusas
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Cinexcusas
Cinexcusas
Por Luis Tovar

Los Cabos 7

(I de II)

 

El Festival Internacional de Cine de Los Cabos (CFF, @CaboFilmFest por sus siglas en inglés) llegó a su séptima edición refrendando su carácter, ya bien establecido, de ventana útil para enterarse, filmográficamente hablando, de “lo que están haciendo los vecinos”, es decir Estados Unidos y Canadá. Con nueve cintas en la sección principal en competencia –cuatro estadunidenses, tres de Canadá y dos nacionales–, cinco en la sección México Primero, también en competencia, así como tributos a Spike Lee, Terry Gilliam y Adam Driver, de quienes respectivamente se exhibieron, entre otros filmes, Blakkkansman y El hombre que mató a Don Quijote, es decir los más recientes de los dos primeros, además de la llamada American Specials para el cine estadunidense independiente y World Highlights para el resto del mundo, el CFF se confirma como un evento fílmico que tiene de breve lo mismo que de sustancioso.

Las de acá

Imposible saber si había películas mejores para elegir –bona fide fue posible enterarse de que abundaron los rechazos de otros festivales–, pero el hecho es que la sección México Primero fue, con mucho y a diferencia de otras ediciones del CFF , la única que dejó un muy pobre sabor de boca, como se verá en los breves apuntes a continuación.

Con Cigüeñas, Heriberto Acosta debuta en largoficción dirigiendo un guión propio en el que decidió contar uno de los cuentos más contados y, por lo tanto, más manidos imaginables: el dilema de una mujer embarazada que no está segura de querer ser madre por vez primera, pero tampoco lo está de abortar. Ambientado en Guadalajara y en la cercana Chapala, contradictoriamente el relato pareciera carecer de un conflicto real o, al menos, de uno que pueda ser percibido de modo tal que genere la necesaria empatía con Claudia –que así se llama la protagonista–, pues el pietaje luce lleno de una combinación algo desequilibrada entre diálogos más bien huecos entre ella y un amigo que la acompaña todo el tiempo, y un paisajismo definitivamente gratuito.

A Clases de historia, segundo largoficción de Marcelino Islas, le sucede algo parecido: una serie de hechos inopinados y gratuitos en tanto poco o nada contribuyen a reforzar el quid de la trama –aquí el enfrentamiento de la protagonista a la enfermedad y a la muerte inminente–, desdibujan los trazos de un personaje por lo demás bien llevado por una actriz tan solvente como Verónica Langer. Su profesora de Historia, reservada y melancólica, merecía mejor suerte dramática que ésa tan descoyuntada de todo lo previamente visto y que la revela, precisamente al final, a la vez lesbiana y pedófila.

Ganadora del premio correspondiente a esta sección, Feral –debut absoluto de Andrés Kaiser dirigiendo su propio guión– tenía los elementos necesarios para ser mucho más de lo que apenas alcanzó: un personaje protagónico no exento de complejidad, contradictorio por repelente y comprensible, imbuido de mal entendidos sentimientos religiosos y de un mesianismo del que nuestro cine ha dado más de una noticia en la historia reciente, y acompañado por una tríada de personajes infantiles que son las víctimas propiciatorias de sus desvaríos. El problema fue que esta historia, no precisamente ambigua sino confusa, entre la autoinmolación y el linchamiento, es vista desde los ojos de alguien que, al parecer, quedó encandiladísimo con los trucos de un cine de terror tremendamente limitado, tipo La bruja de Blair.

En caso de haber formado parte de México Primero y no de la sección principal en competencia, Cómprame un revólver, de Julio Hernández Cordón, habría ganado de calle: esta distopía de un México imaginado bajo el control absoluto del narcotráfico, contada y ambientada en atmósferas que hacen recordar los paisajes postapocalípticos de Mad Max, todo bajo la mirada de una niña entre los ocho y los diez años de edad, es un reflejo alegórico de la realidad que se vive en el presente en buena parte del territorio nacional, y que tiene de insólito lo mismo que de crudo y honesto.

(Continuará.)

 

 

comentarios de blog provistos por Disqus