Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Bitácora bifronte
Por Ricardo Venegas

Cómo desaparece la Cultura en México

 

Hace algunas semanas leí en las redes sociales el anuncio de Ricardo Muñoz Munguía, Jefe de Redacción del suplemento La Cultura en México, sobre la desaparición de este espacio tan significativo entre las publicaciones de México, el texto decía: “Un tremendo golpe, otro más, recibe la cultura de este país. La Lic. Beatriz Pagés, directora de la revista ´Siempre!´ me dio aviso de que el suplemento que he editado por dos décadas de manera ininterrumpida pero, sobre todo, el de mayor tradición de México, el que se iniciara con Fernando Benítez y después, entre otros, Carlos Fuentes, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Margarita Michelena, Ignacio Solares... ha llegado a su final.

Me hubiera encantado tener la oportunidad de hacer un suplemento más de “La Cultura en México” para despedirnos, pero no fue posible, de hecho, el número correspondiente a esta semana ya no fue incluido.

Siento muchísimo dar esta noticia porque, sin duda, es una desgracia que los espacios dedicados a la cultura desaparezcan, como si la raíz de nuestra esencia sólo mereciera el olvido”.

Sin duda La Cultura en México deja una huella honda. Fundado en 1962 por Fernando Benítez –fundador de La Jornada Semanal– cuando dejó el diario Novedades (en donde dirigió México en la Cultura), luego de haber sido censurado, le dejó el timón a Carlos Monsváis, quien fue testigo de los años posteriores al movimiento estudiantil de 1968. Sergio González Rodríguez describe un escenario: “José Pagés Llergo, que dirigía Siempre!, se desentendía del suplemento –excepto que nos metiéramos con el Presidente, el Ejército, la Policía, la Virgen de Guadalupe o, algo de mayor frecuencia, publicáramos imágenes de ‘encueradas’ bajo el mínimo pretexto y refugiados en que nuestro perfil cultural permitía semejante libertinismo visual.”

El suplemento no sólo le toma el pulso a la cultura. No se puede explicar la historia de un país sin estos carruajes cosmopolitas. Cuando la revista Siempre! aparecía en formato tabloide en los aparadores, uno de sus atractivos eran las portadas espectaculares que se imponían entre la oferta editorial. Hay revistas que se recordarán no sólo por su periodismo (Renato Leduc creía que era mejor que sus poemas), sino por la altura y dignidad que el suplemento le dio con las variadas plumas que por ahí desfilaron: Jorge Ibargüengoitia, Inés Arredondo, Héctor Manjarrez, José Joaquín Blanco y Luis Miguel Aguilar, entre muchos otros.

 

comentarios de blog provistos por Disqus