Usted está aquí: Portada / Para Leer / La democracia: un concepto idealista de los medios
Usted está aquí: Portada / Para Leer / La democracia: un concepto idealista de los medios
P12_R2Web.jpg
La democracia: un concepto idealista de los medios
'Informe sobre la democracia mexicana en una época de expectativas rotas', Ricardo Becerra (coordinador), Siglo XXI Editores, México, 2017.
Por Javier Galindo Ulloa

El libro, coordinado por Ricardo Becerra, plantea el concepto de democracia en el contexto de la política mexicana, con una evaluación y reflexión crítica desde el proceso electoral de 1988 hasta los últimos años del sexenio de Peña Nieto. Consta de siete capítulos, entre los cuales se intercalan dieciocho ensayos de diversos especialistas en las ciencias sociales y la política (Lorenzo Córdova, Marta Lamas, Rolando Cordera, Raúl Trejo Delarbre...), con una recapitulación que muestra el resultado de los temas abordados.

El concepto de democracia se ha tergiversado, presenta otro sentido de participación del pueblo soberano. El gobierno lo utiliza de acuerdo a sus intereses de poder con la ayuda de los medios de comunicación. En síntesis, la democracia es una pantalla idealista de los poderes de gobierno. Las instituciones electorales se han debilitado ante el poder presidencial que hace todo lo posible para que elija a su sucesor, sin respetar el voto ciudadano; así ocurre también en las reformas legislativas. Como dice Luis Emilio Giménez Cacho: “Hoy, cualquiera de las cámaras del Congreso puede condicionar las decisiones del Poder Ejecutivo”, puesto que no cuenta con la mayoría legislativa. Por otro lado, la libertad de los medios de comunicación ha permitido el privilegio de mandar sobre la imagen del presidencialismo: “Los gobiernos, los dirigentes políticos y la administración pública están sujetos a un escrutinio inédito que ha vigorizado el poder de influencia de la prensa y la televisión sobre las decisiones públicas más relevantes.”

El término de transición democrática, acuñado en 1988, ha sido definido como “un proceso profundo de cambio, en el cual cada una de las partes que actúan como sujetos y protagonistas hace uso de su fuerza relativa para ampliar y fortalecer una nueva institucionalidad más justa”. Pero desde que el PAN venció al PRI en el 2000, este cambio de régimen ha sido un proceso de continuidad en el poder autoritario, donde una minoría política decide sobre las leyes sin la consulta ciudadana. La transición democrática se presenta como un cambio de poder sin tomar en cuenta los valores más justos de la democracia. La indignación crece en la sociedad por la falta de credibilidad de las instituciones, por la corrupción y el favoritismo de los medios de comunicación.

Para Ricardo Becerra y José Woldenberg, la experiencia política de la democratización mexicana ha sido un fracaso en la última década: “...la transición no logró liquidar al ‘viejo régimen’, al priismo histórico, ni tampoco construir una democracia <real>, a lo sumo <sólo electoral>.”

Uno de los retos del próximo presidente electo sería llevar a cabo una democracia donde la ciudadanía tenga mayor participación política y haya mayor justicia; no caer en la simulación y tampoco se aproveche, como antes, de los ciudadanos para los intereses de poder.

El Informe... es una buena manera de entender la situación política mexicana con base en estadísticas e investigaciones muy metódicas, destaca la participación ciudadana en las decisiones del país y cuestiona la democracia ideal que difunden los medios de información, como advierten Becerra y Woldenberg: “...la sociedad civil debe irrumpir con más fuerza en la política en los cargos de representación, debe entrar al Estado, pero no para cancelar a la política y sus destrezas específicas, sino para llenar sus vacíos (especialmente los éticos)”. Finalmente, ambos especialistas concluyen que el “Informe ha considerado relevante reconocer los límites y defectos de la democracia real que sí tenemos, pero al mismo tiempo, quiere ser un llamado de atención para no desfondar esa democracia por lo que ella y cualquier otro sistema político no puede lograr”. Este sería uno de los retos del nuevo gobierno para corregir los errores del pasado y entender la demanda de los ciudadanos y combatir la corrupción.

 

1240
VIDEOS
comentarios de blog provistos por Disqus