Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bitácora bifronte
Bitácora bifronte
Por Jair Cortés

Un breve poema de Saint-John Perse

Para mi mamá, en su cumpleaños,

una sombrilla.

 

Aunque la extensa, desbordante y abarcadora obra de Saint-John Perse está compuesta, en su mayoría, por poemas fundacionales de largo aliento (Vientos, Lluvias, Mares, Pájaros, entre otros), también podemos encontrar poemas que seducen por su “extraña” brevedad. Entre esos poemas hay uno incluido en el libro Exilio, publicado en 1942, “El parasol de piel de cabra”: “Está entre el olor agrio del polvo, bajo el alero del granero. Está bajo una mesa de tres patas; está entre la caja de arena para la gata y el tonel desaherrojado en que se hacina la pluma.” Uno se asombra, ante este poema de un solo versículo, por la delicada y sutil manera en la que Saint-John Perse dirige la imaginación para que, como lectores, encontremos algo (una sombrilla) que desde el título ya teníamos en mente pero del cual esperábamos, quizá, una descripción mayor o una anécdota; sin embargo, como si fuéramos por primera vez en su búsqueda, Perse nos va señalando el camino, primero la atmósfera: “el olor agrio del polvo”, y luego la referencia espacial: “bajo el alero del granero”. Después, como en un movimiento cinematográfico, el zoom de nuestra atención se dirige a los detalles: “… bajo una mesa de tres patas”, entre el cajón de arena y el tonel, hasta que, como en un poema circular, hallamos al parasol (presente en toda la magia del título), pero en su íntimo entorno, nombrado no por sus características y propiedades sino por los objetos (incluyendo el de una gata) con los que convive. En este poema experimentamos el poder del lenguaje que Saint-John Perse es capaz de convocar para crear todo un universo, que en otros poemas describió minuciosamente y que en este caso condensa, sintetiza y sugiere hasta extraer su más pura y última lección: no nos entendemos sin lo otro, sin aquello que nos rodea.

 

comentarios de blog provistos por Disqus