Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / La otra escena
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / La otra escena
La otra escena
Por Miguel Ángel Quemain

Un laboratorio teatral

La antología Teatro Sin Paredes: cinco años de creación colectiva (2013-2018) está compuesta por diez textos: una dedicatoria de Karim Torres, “Orígenes y destinos”, de David Psalmon, Salvador Lemis escribe un prólogo y hay dos textos de Guillermo León signados en el índice: uno se llama “Utopya” y el otro Los náufragos: oratorio escénico sobre la locura. Después comienza lo que podemos llamar la antología de las obras escritas y representadas bajo el crédito de varios autores: Los hambrientos: ensayo escénico sobre biopolítica y Después de Babel, reconstruyendo comunidad. Dicha antología concluye con la obra de Jorge Maldonado, Last Man standing, simulacro boxístico para actores. Para cerrar el volumen hay dos textos, uno se titula Elementos biográficos y el último Proyecto Editorial de Teatrosinparedes.

TSP es un colectivo de artistas involucrados en una dinámica de creación y producción constante de bienes culturales profundamente vinculados con la sociedad mexicana contemporánea, para lo cual se exploran distintos lenguajes y ámbitos artísticos (no sólo teatrales), en los que se busca que el espectador sea un ente activo y no un simple consumidor. Erigido en estos fundamentos, TSP divide su actividad en tres ejes fundamentales: la creación, el teatro social y su actividad editorial.

La inclusión de dramaturgos de la importancia de Edgar Chías, Alberto Villarreal, David Olguín y Jaime Chabaud representa una visión amplia, ecuménica. TSP sabe que no está solo y el reconocimiento de otras estéticas refuerza su vocación por contribuir a la búsqueda de las verdad o las verdades estéticas de lo contemporáneo. Es un signo de los tiempos que marca una nueva manera de vivir los colectivos de ideas, no sólo grupales y escénicos, que no tuvieron o no pudieron realizar los grandes maestros de la escena mexicana, que a lo sumo organizaron su saber en talleres y seminarios.

Si queda entendido esto, podremos ver que en el texto está explicado con mucha claridad el proceso editorial del que forma parte esta antología, la cual es más que un conjunto de obras de gran belleza literaria, pues tienen el acabado fino de quien sabe poner punto final a los procesos, transformarlos y compartirlos. Esta antología es un enorme gesto de congruencia política y estética. Es la memoria de lo que hicieron todos bajo una enorme presión personal y grupal pero ya sin el sudor, sin el sobresalto de adrenalina y dopamina que seguramente vivieron en cada una de las sesiones que llevaron a la puesta en escena.

“Teatro Sin Paredes es un colectivo que se ha situado dentro de un panorama teatral mexicano que aboga por denunciar una realidad que ya harta. La corrupción política ha alcanzado gráficas desmedidas... los simulacros, el comercio y la propaganda, el drenaje de capital, los dolos de votaciones, los enriquecimientos ilícitos, la venta de las zonas turísticas, la explotación extranjera de minas, suelo, agua y petróleo, las alianzas entre partidos opuestos, la hipocresía expandida de los discursos...”

Psalmon propone un testimonio muy valioso porque da la clave de lectura de estas obras, auténticas maquinas de creación que, además, tienen la generosidad de un aparato de notas y comentarios donde se explica qué pasó entre la creación colectiva, la escena y la edición definitiva del texto.

Estos textos son una muestra de cómo un laboratorio da cuenta del proceso creador desde dos ámbitos que parecen equidistantes: el relato de lo que se vive en el proceso mismo de crear y pensar, y lo que se actúa en la perspectiva de ideas que conectan a un colectivo, con multiplicidad de puntos de vista, todo lo cual le confiere una historicidad indispensable para poder adueñarse de una autoridad que haga posible desdecirse, negar la obsolescencia de certezas y lugares comunes para, finalmente, combatir frontalmente esa misma autoridad, ese patriarcado de la verdad que la herencia lacaniana considera la construcción del supuesto saber.

 

comentarios de blog provistos por Disqus