Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes visuales
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Artes visuales
Artes visuales
Por Germaine Gómez Haro

Las hermanas Pecanins: el amor al arte

 

Para Montse, con mi cariño y admiración

 

Las hermanas Pecanins, fundadoras de la legendaria galería que llevó su apellido durante cuarenta y cinco años, conforman un capítulo central en la historia de la cultura mexicana. Más allá de haber sido unas galeristas prestigiadas que impulsaron y promovieron a una pléyade de artistas mexicanos y extranjeros, Montse y las gemelas Ana María y Tere construyeron todo un universo creativo, lúdico y entrañable que destelló entre 1964 –año en el que abrieron su primer local en la calle de Florencia– y 2009, cuando la muerte se lleva a las gemelas con cuatro meses de diferencia. La fabulosa historia de estas hermanas catalanas que llegaron a México con sus padres en 1950 y marcaron un hito en el medio cultural mexicano es recreada en el espléndido documental titulado Universo Pecanins, que se presentó hace unas semanas en la Cineteca Nacional. Y el título es más que acertado, porque las Pecas –como se les conoce coloquialmente– son piedra de toque de una estirpe familiar de creadores artísticos que constituye hoy en día un universo que ya alcanza la tercera generación.

El documental es una producción del director catalán Ventura Pons en colaboración con el reconocido documentalista mexicano Jaime Kuri, quien unos años atrás ya había realizado un cortometraje sobre la obra de Montse Pecanins, titulado Teatrines y bataclanas. Sobre esto comenta Kuri: “Si bien en mi corto hay una semblanza familiar que, desde luego, incluye a las hermanas y a sus padres, y algunas anécdotas de la infancia y de su llegada a México, Ventura quería recabar una serie de testimonios tanto de la familia como de personalidades cercanas al círculo de las Pecas.” Universo Pecanins nos transporta al México de los sesenta y setenta, a través de las remembranzas de algunos de los protagonistas de esos años locos en los que se abrió la brecha al arte contemporáneo en nuestro país, de la mano del boom en la literatura latinoamericana y el surgimiento del cine independiente. También participan las hijas y nietos de las protagonistas, quienes comparten recuerdos memorables de las tres hermanas que dejaron una huella indeleble con su fuerza vital, su simpatía, su generosidad, su talento y creatividad y, sobre todo, su infinito amor al arte.

Para Universo Pecanins se contó con los testimonios de familiares, amigos y artistas cercanos a las Pecas y a la galería: los escritores Laura Esquivel, Alberto Ruy Sánchez, Hernán Bravo Varela, Margarita de Orellana, la cantante Astrid Hadad, los artistas Manuel Felguérez, Brian Nissen, Frederic Amat, Antoni Miralda, Joan Pere Vildecans, la guionista Paz Alicia Garciadiego, el cineasta Arturo Ripstein, la curadora Pilar García, así como los descendientes de la familia, estrellas que brillan con luz propia en el universo Pecanins: Betsy, la extraordinaria cantante y compositora fallecida en 2016; Yani, artista visual; Marisa, directora de arte; Walther, cineasta; y los nietos que comienzan a destellar: Matías, pianista, y Dylan, cineasta.

La estrella que dota de luz y color a la historia es la queridísima Montse, la decana de la familia que sobrevive a las hermanas y a las dos hijas prematuramente desaparecidas (Betsy y la Beba) y quien, con su característica gracia, humor, garbo y espíritu lúdico, nos lleva de la mano por los vericuetos del universo familiar y nos arroja guiños de ese México mágico que compartió con los artistas más relevantes de la segunda mitad del siglo XX, incluido su compañero de vida, el pintor y escultor inglés Brian Nissen. La Galería Pecanins fue una referencia obligada en sus cuarenta y cinco años de vida, un puente entre México y Barcelona, y un centro de reunión donde confluyeron intelectuales y artistas, donde se desarrollaron proyectos tan importantes como El Salón Independiente del '68. Las hermanas Pecanins son el vivo ejemplo de la entrega y la pasión por el arte, nada más lejano a las mentes metalizadas que manejan hoy en día el mercado del arte. Lo suyo fue, y con Montse sigue siendo, el arte como impulso existencial: una vida regida por el amor al arte.

 

comentarios de blog provistos por Disqus