Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / La otra escena
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / La otra escena
La otra escena
Por Miguel Ángel Quemain

Prehistorias críticas
de la escena Mexicana


 

 

Los payasos, poetas del pueblo, de Armando de María y Campos, bajo la edición, apostillas y selección iconográfica de Sergio López Sánchez (INBAL/CITRU, 2018), es una crónica de costumbres, la bitácora de un etnólogo de las artes escénicas, una anticipación del ejercicio periodístico de largo aliento que podría caracterizar al periodismo cultural contemporáneo, el borrador de una historia de la escena popular en México elaborada con toda una suerte de pedacería (desde programas de mano, poemas, notas periodísticas, declaraciones, encuentros, entrevistas de banqueta, de café, de camerino, entre otras) que constituye un paisaje cultural que se completa con una aguda recolección de lecturas de época, clásicos obligados y libros raros, hoy inconseguibles.

A esa miscelánea se suma el rigor y la acuciosidad de Sergio López Sánchez, que ha puesto al día este documento extraordinario de uno de los críticos pioneros de la escena mexicana, de amplios registros culturales y sociales, por lo tanto capaz de meter bajo el término “Payasos” todo un universo teatral, escénico, musical, plástico y decorativo (en el sentido francés).

Empezaré por el final, porque la herramienta que construyó Sergio López Sánchez es notable por su nobleza y compromiso. Lo que se guarda el investigador es la oportunidad de una indagación mayor y proliferante sobre el género. Organizó un conjunto de apéndices francamente útiles, que hacen de esta publicación un conjunto de libros reunidos de distintos calibres. Destaca el carácter antológico que le da a diversas visiones del espectáculo en México, a través de un conjunto de escritores imprescindibles que apenas comprenden lo que están viendo, algunos encuentran formas de decadencia en el espectáculo popular; otros, un conjunto de espacios públicos en tránsito, en franca metamorfosis, en donde les cuesta mucho trabajo “ver la teatralidad” que será raíz para los movimientos teatrales posteriores a la Revolución mexicana, en el México ya constitucional.

Refiero aquí el conjunto de textos: “El payaso”, de Francisco Zarco; “El mudo de la tranca”, de Fernando Orozco y Berra; “El colmo del terror: el prodigioso Adolfo Buislay” y “El salto Léotard”, así como “Nombres y asuntos que no deben andar en boca de payasos”, de Ignacio Manuel Altamirano; “Una maroma en tierras potosinas”, de José Tomás de Cuéllar; “Una función mixta de circo, maroma y teatro”, de Manuel Bonilla, “El gran paseo de la retama”, de Guillermo Prieto. Muchos tienen rasgos conservadores a la luz del presente, pero también develan una mirada civilizatoria sobre un género y un oficio transgresor por excelencia.

La última parte se titula “Apostillas a los Payasos, Poetas del Pueblo” (con mayúsculas). Incluye un glosario de términos escénicos y circenses bastante original y formativo, sin perder oportunidad de designar la actualidad. El segundo apartado es una guía de cafés, calles, circos, paseos, patios de maroma, plazas, teatros y otros lugares públicos mencionados en esta obra, con la indicación de su ubicación en la nomenclatura actual (2017) de Ciudad de México. Un mapa fascinante para los organizadores de visitas guiadas.

Por último, el apartado “Fuentes complementarias” es un recuento de archivos y las colecciones documentales, que muestra el rigor en el uso documental de primera mano. El acceso a las colecciones de Nácar y Perla de Maria y Campos muestra la confianza en el investigador para ofrecerle un acervo de difícil acceso y sin custodia oficial.

En cuanto a la bibliografía, tendríamos que pedirle a López Sánchez la localización de este conjunto indispensable para los estudiosos del circo. Aunque tal vez para esta investigación no sea del todo pertinente, la exhaustividad de los recursos en nuestra lengua invita a puntualizar otras indagaciones principalmente en italiano, francés, inglés y alemán (lenguas en las que abundan las referencias a textos históricos, teóricos y testimoniales sobre el circo), que complementarían este estupendo recuento.

 

 

comentarios de blog provistos por Disqus