Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Biblioteca fantasma
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Biblioteca fantasma
Biblioteca fantasma
Por Eve Gil

Non c’est Non

 

Días antes de llegar a mis manos No es No, de la francocanadiense Dïana Bélice (Urano, México, 2018, colección Tabou/Puck) evocaba aquella serie de libros (no tan) ligeros que no sólo incrementaron mi voracidad lectora durante la adolescencia, me dejaron, además, una enseñanza, por así decirlo, moral (Pregúntale a Alicia, ¿Por qué a mí?, Nacida inocente, etcétera); ¿cómo tendrían que ser aquellos libros para cimbrar a los jóvenes actuales?, me preguntaba, al tiempo que el movimiento #MeToo incendia las redes sociales.

No es No, que desde el título nos remite a la esencia del mencionado fenómeno, inaugura la colección Tabou que aborda las problemáticas esenciales de los llamados milenials. Este, en particular, hará recular a algunos padres de familia desde su advertencia, “contenido sexual explícito, lenguaje fuerte y violencia”, aunque considero que las jóvenes de la edad mínima para la que está recomendado (dieciséis) no son las que leíamos a hurtadillas las minuciosas descripciones de cómo la dulce Sara t se denigraba para conseguir alcohol. En todo caso, puede leerse con supervisión de un padre o profesor. Lo importante es que se lea, y no estaría nada mal que se introdujera en las escuelas… aunque, ¡ojo!, bajo advertencia no hay engaño: la escena de la violación es incluso más cruda de lo que deja entrever el aviso, ¿de qué otra manera puede representarse un episodio tan traumático, de los que se suele hablar tan a la ligera?

El arranque no nos prepara en lo absoluto para la segunda mitad: Emma es una joven sana y feliz, con una mejor amiga que muchas quisiéramos (Laurie) y unos padres que la adoran. Acaba de cumplir los dieciocho y se dispone a vivir una gran experiencia preuniversitaria, trabajando durante las vacaciones de verano en un campamento para niños en condición vulnerable. La acompañará su amiga Laurie, garantía de una gran experiencia. Toda una novela rosa, incluida la presencia de un guapísimo instructor de nombre Zachary Nantel, que de entrada se muestra despectivo con Emma, para terminar cortejándola con ardor. Para el lector adulto y experimentado, sin embargo, Zach dista de ser el príncipe azul: es un lindo depredador preparando el terreno para atrapar a Emma en la engañosa dulzura de su telaraña, aunque la autora expone las razones por las que este joven desarrolla un desprecio absoluto por las mujeres, es decir, misoginia (el misógino, no olvidemos, es un criminal en potencia). Tras una serie de encuentros furtivos que no culminan en el acto sexual, la situación se sale de control tras una fiesta en la que tanto Zach como sus amigos se alcoholizan. Emma, también un poco pasada de copas, accede a hacer el amor con él… pero aquel encuentro romántico, tan esperado, concluye con una violación colectiva. Termina la historia de amor. Comienza la vida real. Emma se transforma en una alma errante que no se encuentra a sí misma, en su propio cuerpo menos que en ninguna parte. No existe en este, ni en otros mundos, un solo argumento que justifique una violación. Si una chica se muestra dispuesta a hacer el amor, NO es un permiso implícito para ser denigrada y violentada, que es como los misóginos como Zach interpretan la manifestación de deseo en una mujer. Las mujeres reaccionan a los estímulos eróticos exactamente igual que los varones, y eso no significa que sean “malas” o “putas” (aunque violar a una sexoservidora debiera ser idénticamente condenado). La cultura patriarcal persiste en presentarnos a “la buena mujer” como sinónimo de “mujer asexuada”. La trabajadora social que lleva el seguimiento del caso de Emma, previo al enjuiciamiento de sus violadores, dice algo que debería ser inscrito en un espectacular: “Antes que enseñar a las niñas cómo no ser violadas, debemos enseñarles a los niños a no violar.”

Dïana Bélice nació en Montreal a mediados de los ochenta, hija de inmigrantes haitianos. Exbailarina clásica y exmodelo, ha escrito varios libros de corte realista dirigidos al público juvenil y muy pronto se publicará en español Girl for sale.

 

comentarios de blog provistos por Disqus