Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bemol sostenido
Usted está aquí: Portada / Arte y Pensamiento / Bemol sostenido
Bemol sostenido
Por Alonso Arreola

Lo del IMER

 

El mensaje de nuestra amiga decía lo siguiente: “Hola. Una malísima noticia: es el último día del programa de radio que me gusta: Covertitlán. Por falta de presupuesto se acaban los programas de Horizonte… la radio pública al caño… ” Y sí. Hace apenas dos semanas ese parecía el rumbo que tomarían las cosas, pues el gobierno dio a conocer que el imer (Instituto Mexicano de la Radio) sufriría un recorte de alrededor del treinta y cinco por ciento (como 11 millones de pesos) y que más de doscientas personas serían despedidas. Esta decisión fulminaba cuatro estaciones y numerosos programas apreciados por su fiel audiencia. Una de las consecuencias inmediatas fue la renuncia del periodista Ricardo Raphael al programa Réplicas: “Comunico oficialmente mi renuncia a @imerhoy como un llamado de atención para quienes deben tomar las decisiones adecuadas. La sep no nos ha acompañado como debería ser y tras una serie de promesas nos han dejado sin paraguas, por ello me retiro de Réplicas: @ricardomraphael.”

Entendamos la gravedad del asunto. Hablamos de unas 2 mil 900 horas de contenido que dejarían de sonar en el principal medio público del cuadrante. Música elegida por programadores, noticias, temas culturales, reflexiones y apoyo ciudadano desaparecerían dejando sin voz a señales emblemáticas como la de Reactor, que así anunció su situación: “A nuestros radioescuchas y público en general: Debido a la restricción presupuestal que está atravesando el @imerhoy, la estación sólo transmitirá música continua a partir del 1 de julio. Agradecemos sus mensajes de aliento y apoyo.”

Laura Rojas, diputada panista que preside la Comisión de Radio y Televisión, aprovechó la situación en el tablero: “Como presidenta de @Com_Radio_TV propuse que no se recortara el presupuesto a los medios públicos, sino que se incrementara. Morena no escuchó y ahora el @imerhoy se desmantela. La promesa de la bbc mexicana fue una mentira.” ¿A qué se refiere con eso de la bbc? Recordemos.

El 21 de noviembre de 2018, Andrés Manuel López Obrador dijo que deseaba una situación “como lo que sucede en España que hay un instituto autónomo, independiente para garantizar el derecho a la información... Ustedes pueden ver la televisión española y no es una televisión oficialista, no es una televisión que lea sólo los boletines del gobierno, sino que es una televisora que informa con objetividad y con profesionalismo”. Olga Sánchez Cordero abundó: “El objetivo es fortalecerlos [a los medios públicos]. Apoyar decididamente, tener unos medios de televisión púbica lo más fortalecidos que se pueda.” Y agregó: “Nosotros queremos hacer una especie de bbc de Londres o de Televisión Española.” Pero revisando el reciente desempeño de Canal 22, así como de Notimex, nos preguntamos si se está cumpliendo la promesa o pervirtiendo más lo que ya había, lectora, lector.

Incluso el morenista Ricardo Monreal hizo referencia a una “soledad presidencial”. Dijo que el gabinete no está acompañando al presidente y que su curva de aprendizaje ha sido demasiado larga, pesada. Sentimos lo mismo (y mire que el personaje no es de nuestro agrado). Prueba fue esta amenaza al imer, algo que nos iba a afectar profunda y neoliberalmente. Son tantos los programas que hemos visitado en sus instalaciones; tantas las experiencias vividas allí; los conciertos que dimos en el pasado… Nos consta su importancia para crear perspectiva frente a la radio comercial, cada vez más entregada a los algoritmos de la red, al cotilleo y el reggaetón.

Afortunadamente y como pocas veces en esta administración, el gobierno paró la caída de la guillotina en la voz de un presidente que –increíblemente– no estaba enterado del asunto. Se detuvo una nueva cirugía de machete (técnica de nuestra Hacienda), lo que nos invita a revisar, a un año de las elecciones, conceptos como el de la “austeridad” que, según el diccionario, también puede “mortificar”. Último mensaje de nuestra amiga radioescucha: “Holaaaa. Parece que por ahora el imer sobrevive… ” Así es: “Por ahora”. Veremos. Buen domingo. Buena semana. Buenos sonidos.

 

comentarios de blog provistos por Disqus