Usted está aquí: Portada / Para Leer / La literatura novohispana en los volcanes
Usted está aquí: Portada / Para Leer / La literatura novohispana en los volcanes
P11_R1Web.jpg
La literatura novohispana en los volcanes
'Flor de volcanes. Sor Juana Inés de la Cruz: vida y obra en la región donde nació', Margarita Loera Chávez y Peniche, Instituto Nacional de Antropología e Historia, México, 2018.
Por Carlos Torres Tinajero

Flor de volcanes. Sor Juana Inés de la Cruz: vida y obra en la región donde nació es un análisis histórico y antropológico que ofrece un acercamiento académico distinto a los tradicionales por reconstruir la historia de la zona de los volcanes en Chalco, Estado de México, donde Sor Juana se dedicó a la poesía en el siglo xvii, para exponer la relación entre el entorno natural y la escritura.

El texto es parte del Proyecto Investigación, Estudio, Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural y Ecológico en los Volcanes, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Cuenta el trabajo de campo y de archivo de Loera al estudiar la copia de la “Loa al Santísimo Sacramento” —con esencia satírica— para reportar la asistencia de grupos étnicos de Amecameca a la fiesta del Santísimo Sacramento.

Llama la atención el contacto lingüístico entre Sor Juana, los indios y los negros por sus repercusiones en las loas. El propósito es subrayar las interferencias de las lenguas indígenas en las obras novohispanas, que crearon un tono poético “criollo”.

“Flor de volcanes” alude a los paisajes arbolados de una Hacienda de Panoaya, por el Cerro Amaqueme. La flor, a los pies del Iztaccíhuatl y del Popocatépetl, simboliza las actividades de Sor Juana, el proceso creativo de su primera loa y la relevancia del medio en su creación.

Loera muestra que el valor de Sor Juana tiene más alcances que los de su formalismo barroco. El oficio de Sor Juana adquiere gran dimensión por plasmar el acontecer cotidiano en la zona de los volcanes con un aliento similar al etnográfico, característico de la antropología.

La propuesta de esta publicación es analizar el aporte de Sor Juana por su trascendencia documental: mirar la literatura como un discurso loable para el quehacer histórico y su esfuerzo por contextualizar la época novohispana.

El paso de Sor Juana por la Hacienda de Panoaya, en Amecameca, fue decisivo para la fuerza evocativa en sus concepciones plásticas. Si se examina en el trasfondo de sus loas, Sor Juana retrató círculos sociales con alto poder adquisitivo en la región de los volcanes: hacendados, políticos y nobles, para revelar la dinámica humana de su tiempo. Se interesó en las etnias y en las castas mayoritarias de la población novohispana —mestizos, negros y mulatos—, integrándolas a su labor poética.

Arqueológicamente, la zona de los volcanes —donde Sor Juana pasó las etapas tempranas de su vida— es fundamental para la producción de agua y de oxígeno. Ahí se cruzan aires calientes y fríos del Valle de México, Cuernavaca, Cuautla y Puebla, fenómeno que impulsó el desarrollo económico del periodo, hasta que el espacio rural se convirtió en uno de los predilectos para el abasto de productos.

Pensando en la geografía, el sitio era ideal para que Sor Juana desarrollara su inteligencia multifacética, de acuerdo con Loera. Además de teología, Sor Juana estudió gramática, astrología, historia, derecho. El conocimiento de su medio natal y de la realidad social, que llamó “Cultura de los Volcanes”, se materializó en el culto a las montañas y al agua.

La realidad social de la zona de los volcanes se reflejó en la poesía de Sor Juana por hacer hincapié en la convivencia de mestizos, indígenas y criollos, pilares de la sociedad novohispana. Hay que adentrarse a Sor Juana desde una óptica artística y científica. Por su arraigo humano y simbólico, algunos rituales, rescatados por la cultura prehispánica, como los elementos naturales, tienen un lugar importante en su trayectoria. Sor Juana incluye, en sus poemas, asuntos centrales de América —punto de anclaje en su literatura—, llamándola México, para elogiar episodios del mundo prehispánico.

En cuanto a la tradición literaria de Sor Juana —tema del cual también se ocupa Loera—, se identifica una influencia occidental en sus recursos retóricos para componer su monumental escritura, caracterizada por la lucha de opuestos.

Por su interés antropológico en Sor Juana Inés de la Cruz, Flor de volcanes. Sor Juana Inés de la Cruz: vida y obra en la región donde nació de Margarita Loera Chávez y Peniche abre un panorama de reflexión, peculiar en la antropología mexicana. Invita a acercarse a la Historia a partir de la literatura y a releer a Sor Juana en nuestros días con un enfoque científico.

 

1280
VIDEOS
comentarios de blog provistos por Disqus