Usted está aquí: Portada / Inicio
Usted está aquí: Portada / Inicio

NO TE PUEDES PERDER

Publicidad

Versión PDF

SEM-Portada-1129.jpg

Bob Dylan, un lento tren acercándose al corazón de la tempestad

Trovador irreductible a lo largo de cincuenta años. En su música se visualizan imágenes poéticas y a la inversa; sus imágenes suenan.

Cada quien su Dylan

Quienes han puesto el grito en el cielo, escandalizados porque el Premio Nobel de Literatura 2016 le correspondió a Bob Dylan, quizá ignoran que no se trata del primer galardón cultural o literario “serio” que recibe Robert Allen Zimmerman –su nombre de pila–: entre otros, en 1990 obtuvo la Orden de las Artes y las Letras que concede el gobierno francés, y en 2007 fue reconocido con el español Premio Príncipe de Asturias de las Artes.
VIDEOS
PARA LEER, RESEÑAS DE LIBROS
ARTE Y PENSAMIENTO
  • Llena de claveles le pareció el alba. Como si le hubieran brotado, más allá de las casas que había del otro lado de la calle y ocupaban casi toda la ventana.
  • Campechano e inteligente, estudiaba antropología (concluyó con una tesis que sin cita de autor alguno disertaba sobre la currícula de su propia carrera); nos encontrábamos en un taller de Dinamarca, cerca de aquel Café Gaby’s. Niño fue de internado militar, días de dura formación a los que se refería nostálgico.
  • En la mesa del comedor o inclinado sobre el escritorio de una de sus tantas oficinas, floja la corbata y los lentes en el borde de la nariz, con un lápiz de punta corta y gruesa o con un simple bolígrafo Bic de tinta impredecible, o recostado en la cama, de inmediato enfundado en su piyama, la letra menuda y ágil fluía como si supieran sus palabras desde siempre andar a gusto en la severa libertad de la blancura.
  • En pleno siglo XIX Vicente Riva Palacio, el autor de “Adiós mamá Carlota”, aseguraba que “el fondo de nuestro carácter, por más que se diga, es profundamente melancólico, el tono menor responde entre nosotros a esa vaguedad, a esa melancolía a que sin querer nos sentimos atraídos...
  • Hay un conjunto de creaciones que se presentan en El Circulo teatral, como parte de la complicidad experimental entre dramaturgos y directores con el espacio que los hospeda. La idea y coordinación es de Estela Leñero que celebra una década de realizar su taller de dramaturgia, y colaboran directores de amplia trayectoria profesional, como Víctor Carpinteiro y Marta Luna, que alternan con artistas más jóvenes. Lo mismo sucede en el plano actoral.
  • Se ha dicho tanto en estos días... Sí. Los antiguos cantos de Homero y de Safo cabalgando la música. El mester de juglaría y clerecía.
  • La historia moral y legal de la palabra “venganza” es tan compleja como la sociedad humana. En castellano, venganza tiene un origen latino: vindicare, que significa “señalar con fuerza”. Hasta ahí, la palabra nombraría algo con aire de asunto civilizado. Señalar, culpabilizar colectivamente, quizás aislar. Pero el problema es que la venganza suele ser mucho más: por su naturaleza retributiva, busca igualar el daño.
  • Cada vez se ha hecho más evidente el sesgo ideológico de algunas grandes corporaciones que suelen presumir de ser muy globales pero siempre terminan enseñando el cobre patriotero estadunidense.
  • El festival de Jazz de Middelheim se lleva a cabo cada mes de agosto, a veces bajo cielos claros y estrellados, otras tantas bajo lloviznas que van y regresan. Middelheim es un parque al sur de Amberes, en Bélgica, y desde 1969 el festival ha reunido a grandes luminarias del jazz...
  • Es al revés, o así debería ser: no llegar a Janis Joplin como quien avienta la frase y esconde la pluma para soltar ese despropósito que no sugiere o especula, sino equivocadamente sostiene algo así como que Joplin es apenas un antecedente...
ONOMÁSTICA
ProxNum1129.jpg
EN NUESTRO SIGUIENTE NÚMERO

Crítica de arte y humanidades: situación y perspectivas