Emergen ‘Risas de Papel’ en la naturaleza citadina