Los libros tristes de Amos Oz

- - Sunday, 05 Jan 2020 07:36 Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp
Marcada de manera indeleble por el suicidio de su madre, trágico hecho sucedido cuando él no contaba siquiera con trece años de edad, la literatura de Amos Oz expresa, de principio a fin, una búsqueda que se sabe interminable: la de las posibles causas que orillaron a esa mujer, de vida interna inexpugnable, a clausurar voluntariamente su presencia en este mundo. Tierra de chacales, ¿De qué está hecha una manzana? y Una historia de amor y oscuridad, tres de los títulos mejor conocidos de este autor nacido en Jerusalén a finales de los años cuarenta del siglo xx, así como el resto de su obra, son al mismo tiempo manifestación de la fuerza impresionante con la que Oz –que significa, precisamente, “fuerza”– vivió el dolor y la desolación desde su muy temprana adolescencia, para convertirlos en un discurso sui generis donde, desde la muerte, se habla a favor de la belleza.

Marcada de manera indeleble por el suicidio de su madre, trágico hecho sucedido cuando él no contaba siquiera con trece años de edad, la literatura de Amos Oz expresa, de principio a fin, una búsqueda que se sabe interminable: la de las posibles causas que orillaron a esa mujer, de vida interna inexpugnable, a clausurar voluntariamente su presencia en este mundo. Tierra de chacales, ¿De qué está hecha una manzana? y Una historia de amor y oscuridad, tres de los títulos mejor conocidos de este autor nacido en Jerusalén a finales de los años cuarenta del siglo xx, así como el resto de su obra, son al mismo tiempo manifestación de la fuerza impresionante con la que Oz –que significa, precisamente, “fuerza”– vivió el dolor y la desolación desde su muy temprana adolescencia, para convertirlos en un discurso sui generis donde, desde la muerte, se habla a favor de la belleza.

Versión PDF